Bienvenidos al OliClub.
Un club de Sabor y Cultura,
de amigos y buenas sensaciones.

Navigation Menu+

l’oli del mar, entre dos mares.

Posted on mar 25, 2013 in NOTICIAS

IMG_1

Captura de pantalla 2013-03-20 a las 18.36.42

l’oli del mar,

del mediterráneo al atlántico.

 

IMG_2630-o

Desde Saint-Louis, Senegal, África, nuestros amigos de “Bomberos sin fronteras

del Equipo Merino’s que recientemente emprendieron el Rally Intercontinental 2013,

nos mandan esta foto.

 

Nos prometieron mandarnos un amplio reportaje audiovisual sobre la Travesía, la Aventura y los lazos solidarios.

Y aquí está.

 

l’oli del mar, entre dos mares.

De: Nacho Iturriaga <iiturriagavalencia@gmail.com>

Fecha: 12 de febrero de 2013 23:20:45 GMT+01:00

Para: sergi@olidelmar.com

Asunto: “entre dos mares”

 

Hola amigos, por fin puedo conectar a internet, estoy en Nouakchott, hemos llegado este medio día, llevamos un día de retraso sobre lo previsto, ya os contaré.

Voy a intentar enviarte fotos sin texto, ya las “textearemos” en Valencia, desde Almería hasta Dakar, atravesando Marruecos, bordeando el Atlas hasta las Dunas de Merzouga, para entrar en el Sahara, Smara, pasando por el Aaiún-Dakhia y pasar a  Mauritania, buscando el desierto mas duro desde la frontera en Boulenuar   hasta Akjoust, para llegar a las playas de Nouakchott bañadas por el Oceano Atlático y su constante brisa, siguendo hacia el Sur por la frontera de Nyiama, atravesando el parque natural reserva de la Biosfera para llegar a Senegal entrando por St Louis, ciudad colonial, antigua capital de Mauritania, y hoy importante puerto pesquero y ciudad turística con aire envejecido y abandonado en el tiempo, pero con su historia reflejada en los dos barrios el cristiano al Sur y el musulmán al Norte y  atravesando la sabana hasta el Lago Rosa en las playas de Dakar, un abrazo.

Equipo Merino’s. Nacho Iturriaga

.Captura de pantalla 2013-02-01 a las 16.07.18

 

Captura de pantalla 2013-02-01 a las 16.06.29

 CRONICA DE UN VIAJERO EN COMPAÑÍA DE UNA BOTELLA D´OLI           

 ENTRE DOS MARES

“Cruzando el estrecho por su parte mas ancha, aunque parezca un sin sentido, da tiempo a mentalizarse y percibir que estamos llegando a otro continente, Africa, otras culturas, otras normas sociales y una estética tanto topográfica como humana que nos atrae por su grandiosidad, entramos en el Magreb, por Nador para dirigirnos hacia el sur, no bajando, sino subiendo, atravesando la zona montañosa que nos separa de Guercif, nos adentramos en el duro desierto hacia Midelt y Errachidia, digo duro no por la arena, sino por las piedras que nos acompañan durante el camino, presentando un paisaje que se me antoja lunar aunque no he estado nunca en la luna, físicamente hablando.

      Por fin Erfoud y Rissani, inmensos palmerales que anteceden a las dunas de Merzouga, dunas de colores vivos y de tamaño considerable, no en vano son dunas fijas que han tenido su tiempo para crecer, son como un cuadro que decora un paisaje blanquecino, es un desierto de arena de proporciones “domesticas” de unos 15 a 20 Km de ancho, pero que sacia las expectativas estéticas y sensoriales al poder conducir y andar por esas dunas de fino tacto y consistencia característica de las dunas fijas, que  permiten  circular sobre ellas hasta con mobilette, pero que también nos transportan en el espacio y el tiempo al ver como se alejan por el horizonte las caravanas de camellos de los guías locales y recortan sus siluetas en la lejanía transportando grupos de visitantes que salieron de madrugada para ver el amanecer desde la “Gran Duna”.

      Salimos de Merzouga para seguir bordeando la frontera de Argelia hacia el sur, buscando Tagounit , haciendo noche en M´hamid.

      Cuarto día de ruta, nos adentramos en zonas mas pobladas donde la convocatoria al rezo marca los tiempos del día y la noche, los campos de olivos entre palmerales son oasis de vida y frescor, salpican el camino y eso es indicio de que nos aproximamos a alguna población, seguimos la N-12 haciendo un juego de palabras con los nombres de las poblaciones que vamos atravesando, Tata, Akka, Assa, para dirigirnos a la costa atlántica hasta Guelmin, donde se enlaza con la N-1, estamos a la altura de la conocida, al menos por los libros de texto, Sidi Ifni, estamos en lo que conocemos por “el Sahara”,seguimos hacia el sur hasta Tan-tan, sonoro nombre de una ciudad emergente como casi todas las poblaciones del Sahara Occidental, desde donde nos adentramos en el corazón del la región del Sahara… Smara ,situada en el interior, cerca de la línea imaginaria que separa frontera con Argelia y Mauritania, donde una base permanente de Naciones Unidas mantiene el equilibrio entre dos partes como una  balanza agotada y oxidada en el tiempo.

       Seguimos en nuestro viaje buscando el anhelado Océano, buscamos de nuevo la costa hasta llegar a los inmensos acantilados que recortan la silueta de un territorio monótono en el paisaje pero que acumula mucha historia vinculada a la nuestra, son cientos de kilómetros donde la brisa marina nos acompaña hasta convertirse en tormenta de arena, son dos mundos distintos, por fin  hemos llegado al Atlántico, sonoro y poderoso, que nos saluda con la espuma blanca de sus olas rompiendo en una costa  interminable, desde la que se aventuran algunos pescadores de caña, siendo esta actividad su principal fuente de ingresos. Después de pasar por el Aaioun y Dakjla buscamos la frontera con Mauritania por Birgandouz.”

 

Submit a Comment